La Patrulla Costera ARM “Monte Albán” es puesta a flote por primera vez en el Golfo de México

FOTOS: Oliver García González

 

Tampico Tamaulipas Julio del 2016.- En el Astillero número “Uno”, ubicado en Tampico Tamaulipas se realiza la ceremonia de botadura de la Patrulla Costera ARM “Monte Albán” (PC-338), presidida por el el Almirante Vidal Francisco Soberón Sanz, Secretario de Marina, acompañado de su señora esposa y de la Licenciada Nuvia Mayorga Delgado, Directora General de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos indígenas, misma que fue invitada como madrina del buque.

 

 

 

 

 


Durante la ceremonia la licenciada Nuvia Mayorga realizo el corte del tradicional listón, para romper la botella en el casco de la Patrulla Costera, y esta a su vez toca por primera vez las aguas del Golfo de México, para comenzar su misión de preservar la seguridad de las cosas mexicanas.

 

El buque Monte Albán es el octavo de su tipo de 20 buques que se tiene programados, de acuerdo a lo establecido en el Programa Sectorial de la Secretaría de Marina 2013-2018, el barco, fue construido con aceros mexicanos y cuenta con la tecnología necesaria para hacer su labor, y con una inversión de 10.5 millones de dólares de inversión.

 

 

 

 

Con una tripulación de 18 elementos, una Eslora de 42.80 metros, de manga 7.11 metros, una capacidad de desplazamiento de 239 toneladas, una velocidad máxima: 25 nudos, y artillado con
2 piezas cal.50 CDP, el PC-338 se integra a la flota Naval, para la modernización de la misma, además de  permitar enfrentar las demandas de un mundo cada vez más competitivo.

 

El Secretario de Marina señaló que “de esta manera, el poder naval de la federación, recibe un nuevo buque que contribuirá al mantenimiento del Estado de Derecho y a la salvaguarda de la vida humana en nuestros mares”.

 

 

Agregó que, “otro factor a destacar, es la importancia de construir los buques mexicanos con mano de obra y materia prima 100% nacional, al utilizar acero naval certificado y generar empleos, en torno a los Astilleros de Marina ubicados en diversos puertos de la República.”

 

El Almirante soberón se dirigió a la tripulación.- “sabemos que cada zarpe significará el cumplimiento de la misión encomendada; por ello, le deseamos a la tripulación de esta patrulla costera, que vuelva siempre a puerto seguro, con la satisfacción del deber cumplido y la alegría de reunirse con la gran familia naval que la espera”.