“Rogue One” la clarificación de una historia que ya conocíamos

Por: Oliver García

Hace unas horas se hizo el estreno de media noche de “Rogue One” el esperado entreacto de la saga “Star Wars” una función en la que se dieron cita una gran cantidad de “Fans from hell” de dicha saga, mostrando de diversas maneras su amor por ella, desde usando disfraces, playeras, memorabilia variada e incluso una pequeña batalla improvisada con sables laser en el estacionamiento del cine.


La historia, si bien es bastante conocida pues el episodio IV nos dice al principio lo sucedido, esta bastante bien escrita, sin modificar la línea narrativa que tienen las películas originales y dándonos paso a ellas haciéndonos conocer un poco mas acerca de la alianza rebelde, sus integrantes y el nivel de compromiso con su causa, lo cual es de cierto modo la verdadera aportación de esta cinta a toda la serie.

En cuanto a la actuación no hay mucho que decir, es sencillamente buena, convincente y a la altura de cualquier otra de las películas aunque muchos 

 habrá que afirmen lo contrario, pues, como cualquier otro arte se encuentra sujeto a la interpretación y gusto de la audiencia, por mi parte puedo afirmar que la actuación de Diego Luna  convincente y no solo nos adentra a la historia sino que olvidamos por completo que es “el actor mexicano que entro a star wars” y lo vemos como el capitán rebelde que nos muestra que la alianza no esta constituida únicamente por héroes temerarios, sacrificados y puros de corazón y que la guerra tiene un costo moral.

Las imágenes generadas por

 

computadora resultan evidentes y poco realistas en uno o dos momentos (principalmente una escena al final que no pienso arruinar mencionándoles) sin embargo esos detalles  fáciles de pasar por alto y disfrutar de la cinta sin mayor problema.

Para tranquilidad de muchos permítanme cerrar comentando únicamente que tal como se había pronosticado, la distención humorística de la película corre a cargo de K-2SO, pero esta infinitamente bien lograda, asi que vean la película sin miedo a tener otro Jar Jar